Feminia: la tierra de las amazonas

15 ago

Post 409 - Feminia, la tierra de las amazonas

Más allá de Caldea está Amazonia, es decir, la tierra de Feminia, un reino donde sólo viven mujeres. Eso no se debe, como algunos pretenden, a que ningún hombre podría aguantar vivir allí; evidentemente, ésa no es la razón sino todo lo contrario: son ellas las que no quieren que ningún hombre las gobierne.

Antes, ese país tenía un rey y allí vivían hombres casados, como en todas partes, pero surgió una guerra entre aquel rey, llamado Colopeo, y los escitas. Colopeo murió en la batalla y, con él, todos los nobles del reino. Cuando la reina y sus damas se encontraron viudas todas ellas de los caballeros desaparecidos, fue tal su desesperación que, desechando todo temor femenino, tomaron las armas y, con ánimos varoniles, mataron a cuantos hombres se habían quedado en el país, porque no querían ser vendidas como esclavas, como siempre solía pasar.

Desde entonces, así se quedaron y nunca han querido que los hombres viviesen con ellas, salvo cuando ellas les apeteciera su compañía. Cuando llega ese momento, se van a tierras comarcanas, donde tienen sus amantes, están con ellos ocho o diez días y vuelven a sus dominios. Si paren a un varón, se enojan mucho, y tan pronto como su hijo sepa andar y comer solo, lo mandan con su padre, o lo matan incluso. Si es niña, le quitan un pecho con un hierro candente: si es hija noble, le quitan el izquierdo, para que pueda llevar más fácilmente el escudo, y si es plebeya, el derecho, para que no le impida tirar con el arco, un arte en el que son muy diestras.

La Tierra de Feminia tiene una reina que gobierna el país con gran sabiduría. Eligen a su reina siempre por votación, y suelen elegir la más valiente con las armas. Son grandes guerreras, mujeres de mucha sabiduría y mucho arrojo. Suelen prestar ayuda a los demás reyes para ganarse algún dinero, y saben defender aquellas tierras con mucho vigor.

Jehan de Mandeville (Jan de Langhe)

(Bélgica, 1300)

*El libro de las maravillas del mundo (1357)

Mujeres en libertad

13 ago

1. Jane

2. Alice

3. Amanda

4. Cecilia

5. Maíra

La artista gráfica brasileña Carol Rossetti ha creado una serie de ilustraciones que tienen como protagonistas a mujeres que hacen uso de su libertad y luchan contra los prejuicios sociales y los estereotipos sexistas. Valientes, fuertes e inteligentes, las mujeres de Rossetti se empoderan y viven sus vidas como desean.

Carol Rossetti

(Brasil)

Mamá natural

11 ago

Post 407 - Mamá natural

Mamá Natural es un espacio en donde se comparte información útil, estudios científicos, tips y anécdotas sobre el arte de ser padres: embarazo, lactancia, psicología, sexualidad, salud alternativa y más. Por una maternidad fuerte, segura, responsable y feliz.

Eres una zorra

8 ago

Esta chica nos explica todos los motivos por los cuales una mujer es llamada “zorra”. Si disfrutas de tu libertad sexual, si te gusta mantener amistad con hombres y te encanta ser soltera, probablemente seas considerada una zorra. Pero esta chica también nos explica cómo puedes apropiarte de este adjetivo sexista y vivir en libertad siendo tú misma.

Masacre antifeminista

6 ago

Post 405 - Masacre antifeminista

Eran poco más de las cinco de la tarde del 6 de diciembre de 1989 cuando Marc Lépine entró a una de las aulas de la Escuela Politécnica de Montreal y, armado con un rifle, le ordenó a los sesenta estudiantes presentes que formaran dos grupos: uno de hombres y otro de mujeres. Luego, les dijo a los varones que salieran del salón y, después de gritar: ¡Todas ustedes son unas feministas! ¡Odio a las feministas!, comenzó a disparar contra las nueve jóvenes que estaban ahí. Ese fue el inicio de una masacre que, en tan sólo veinte minutos, acabó con la vida de catorce mujeres y que dejó heridas a otras catorce.

A sus 25 años y luego de varios fracasos académicos y laborales debido a su inconstancia en los estudios y a su dificultad para relacionarse con las personas, Lépine había postulado dos veces a la Escuela Politécnica de Montreal y no había logrado ingresar. Este hecho desencadenó su rabia y frustración hacia las mujeres que estudiaban en ese centro de estudios, a quienes consideraba sus peores enemigas y las responsables de que no fuese admitido. Según Lépine, si las jóvenes se dedicaran a estudiar carreras tradicionalmente asociadas a su género (como educación, enfermería o secretariado), él podría haber alcanzado la vacante a la que había postulado. Es así que después de varios meses de planear su venganza, decidió cometer su crimen y matar a la mayor cantidad de mujeres que encontrara a su paso. Tras entrar a un par de aulas, a la cafetería y después de caminar un momento por el pasillo, disparando sólo a las jóvenes y no a los varones, Lépine se suicidó, dejando una nota en donde culpaba a las feministas de haber arruinado su vida.

Esta masacre antifeminista, además de dejar un profunda herida en la memoria colectiva de los canadienses, se ha convertido en el centro de debates en torno a la violencia de género en ese país, por eso cada 6 de diciembre se conmemora el Día Nacional del Recuerdo por las Víctimas de la Violencia contra la Mujer.

Tantras urbanos

4 ago

Post 404 - Tantras urbanos

Sexo, relaciones, misticismo, comida, música : de todo eso y mucho más se habla en Tantras urbanos, un espacio hecho para todas las mujeres alfa como tú. Descubre aquí todo el poder que hay dentro de ti.

30 cosas maravillosas de tener 30

1 ago

Post 403 - 30 cosas maravillosas de tener 30 años

Respiré profundamente, miré lentamente a mi alrededor,
volví la vista hacia el camino que había recorrido
y pensé en la siguiente etapa que debía acometer.
La treintena estaba ya ante mis ojos.
(Haruki Murakami)
 

Los 30 son una edad temida para muchas mujeres, sobre todo para aquellas que no hemos cumplido -ni tenemos planes de hacerlo- con el destino que el patriarcado nos ha impuesto: el de ser esposas y madres. Y si a eso le sumamos el miedo a la supuesta amenaza cercana del envejecimiento que significa cumplir tres décadas de vida -cortesía de la publicidad sexista- realmente parecen no haber muchos motivos para celebrar nuestra treintena.

Pero sucede que desde hace un año y medio -cuando cumplí 30- han pasado varias cosas que han transformado mi vida de pies a cabeza: alcanzar esta edad marcó un antes y un después para mí. Mi trigésimo cumpleaños fue tan sólo el inicio de un año de rupturas, crisis y cambios debido a una serie de hechos que me hicieron enfrentarme cara a cara con el dolor, el miedo y la soledad, pero fue precisamente lo difícil de todo eso lo que me llevó a vivir una de las experiencias más hermosas de mi vida: me redescubrí a mí misma. Dejé de mirar hacia fuera y cerré los ojos para mirar hacia dentro, me hice preguntas y encontré respuestas, el dolor me hizo más fuerte, vencí el miedo y conocí la belleza de estar sola.

¿Cómo lo hice? Pues cogí todas las experiencias vividas durante mis veintes y saqué de ellas lo mejor: los muchos errores de la impulsiva veinteañera que fui le están siendo de mucha utilidad a la apasionada treinteañera que soy. Por eso, aunque todas vivimos experiencias distintas, me gustaría compartir contigo las 30 cosas maravillosas que he aprendido y que hacen que tener 30 sea difícil pero hermoso.

1. La persona más importante en mi vida soy yo.

2. Mi intuición es mi arma secreta: ahora sé escuchar mi voz interior y confío en ella.

3. Yo soy mi mejor amiga.

4. La mejor manera de llevarme bien con las mujeres de mi vida es reconocer y admirar el valor de las que me precedieron: mis bisabuelas, mis abuelas y mi madre.

5. No hay mejor sexo que el que experimento conmigo misma.

6. En vez de la competencia entre mujeres, prefiero la solidaridad entre todas nosotras.

7. A mi cuerpo le gusta estar en movimiento (salir a correr, hacer yoga y nadar me llenan de energía).

8. La amistad es la relación más bella que existe.

9. Mi cuerpo no es mi enemigo: su belleza reside en esos detalles que lo hacen único.

10. A veces la soledad es tu mejor compañía.

11. La calidad es más importante que la cantidad (siempre).

12. Nada es lo que parece, hay que estar atenta y observar además de mirar. Ser inocente no es lo mismo que ser ingenua.

13. No hay motivos para sentirme vieja: soy dos veces más fuerte, sabia y guapa que cuando era una quinceañera.

14. Cada una de las relaciones de pareja que tuve no fue un fracaso, fue un paso más en mi camino.

15. El silencio de la meditación sirve para aclarar la mente.

16. Sé que puedo ser contradictoria sin dejar de ser coherente.

17. La veintena fue la etapa de experimentación, la treintena es la etapa de aprendizaje.

18. Una treinteañera es la mezcla perfecta de juventud y experiencia.

19. He aprendido a disfrutar de esas cosas sencillas a las cuales antes no les prestaba atención (como el atardecer veraniego, las sonrisas de los ancianos, el olor de las flores y el silencio de la soledad).

20. La opinión de los demás no es tan importante como la mía.

21. Sé que madurar significar asumir los errores y afrontar los problemas, no huir ante las dificultades o culpar a otros de lo que me pasa.

22. Ahora sé quiénes quiero que formen parte de mi vida y quiénes no. Los primeros son bienvenidos, a los segundos ya les dije adiós.

23. Puedo ser todo lo que quiera ser, no tengo por qué elegir sólo una cosa que me guste.

24. Soy feminista y ya no tengo miedo de decirlo.

25. Nunca es tarde para nada: todo ocurre a su debido tiempo.

26. Soy una y varias mujeres al mismo tiempo y ya conozco un poco más a cada una de ellas. La guerrera, la solitaria, la sabia y la sensual: todas me habitan.

27. Mis errores no me definen, sino mi manera de afrontarlos y mi fortaleza para seguir adelante.

28. He aprendido a decir NO sin sentirme culpable.

29. Todo lo que creo está hecho para ser compartido.

30. La vida es una combinación de drama y comedia, hay que saber cuándo pasar de un género a otro.

 

Yo celebro con esta canción, porque cada 30 años es un nuevo comienzo.

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 437 seguidores