«Por lo bajo»

29 Dic

Almen Amen tiene tan sólo 18 años y rapea como no te lo imaginas.Vive en Santa Catalina y, con la ayuda de su hermano Fénix, graba por lo bajo canciones llenas de locura, fe y rebeldía.

Puta madre, que alguien me salve,
del pozo hondo no tengo la clave,
tú tienes la llave y en Santa Cata nadie hable.
Todos callados, vendas en los vocablos,
así es la ley en este lado.

Un poco amargo me sabe el día
pero te agradecería que me dieras la salida.
¿Alegría? No creo,
tan sólo un foco pa prender mis ideas
y si mi abuela me jode por botar humo
no acostumbro a paltearme
ni dejar llevarme por opiniones sucias y amargantes.

Trato de vivir mi vida en este precipicio:
un laberinto de cuatro pisos.
El primero son obstáculos precisos, incómodos
pero tengo que pisar ese inicio.
El segundo, mi conjunto, mi madre y mi vicio,
rimar, la bajada y reírme de los míos.

(Coro)

Yo soy así y nadie me entiende,

yo hago rap para la gente.

Yo soy así y nadie me entiende

yo hago rap para la gente.

Aquellos que son enemigos, que duermen conmigo,
los veo todos los días y ni un hola fingiría
porque no aguantan a la rapera que nació ese día:
el 30 de junio del 93.
No creo que mis tíos me deseen el bien
pero al menos tengo a mi madre y a mi padre.

A veces hay regaños, cada cierto año pero no saco en cara.
Reniego sola con mi almohada mientras mi mamá me consolaba.
Lloraba pero mi locura rapeaba como ahora
que ha pasado años y sigo aquí en la onda.

Mi vieja me soporta, a la abuela no le importa.
Da lo mismo, vivo en su casa pero es como si nada:
salgo, hablo y nunca me callo.
Fénix y yo ya nos acostumbramos y grabamos por lo bajo.
Tengo fe y puedo ver que esto cambiará.
No será hoy pero mañana hay más.

(Coro)

He pasado más momentos malos aquí que en la calle.
En el barrio me dicen “MC”, en la casa me dicen “maleante”.
No me grites ni regañes, no soy ignorante
pa no darme cuenta que mi abuela ya quemó la cuerda,
que mis tíos no me dan sajiro y a mi vieja no la cuentan,
que por no tener profesión no merezco su atención.

Ni siquiera saben lo mío,
no se atreven a escuchar mi canción
y aceptar que tengo vocación,
no en la universidad pero sí en los parlantes de mi nación.
Una meta de llegar a la movida correcta
y parar sus oídos en esta ocasión.

Las mañanas no me aguantan, y las tardes me reclaman,
la noche me da soroche, en mi jato tengo roche.
Mi azotea, mi capullo donde mi cabeza destruyo.
Toda una masa negativa pero por encima fluyo.
Aunque no quieran esas caras reniegan,
ese es mi motivo y mi advertencia:
que en el 238 no nos quedamos cortos,
que mi hermano y yo no somos tontos.

Lo hacemos porque queremos, no nos quejamos,
eso lo ves y cantamos, seguimos, avanzamos.
Así somos los que estamos y así quedamos,
de alguna u otra forma es que es también la norma.
Rapper mujer que se exporta,
expertas en hacer las cosas como no te lo imaginas.

Seguimos caminando para llegar a la cima,
desde el sur de Lima hasta Santa Catalina,
juntamos las rimas que salen y a ti te vacilan.
Cambia de rutina , jala la cortina,
abre la ventana para ver la mañana.

(Coro)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: