El amor romántico es una ficción

2 Jun

Cuando en 1950, una revista norteamericana le pidió, a Robert Doisneau, imágenes que retrataran a parejas de enamorados en París, al fotógrafo francés no se le ocurrió mejor idea que hacer una colección llamada Besos.

Doisneau tampoco pudo imaginar que El beso, una de las fotos que componía esta serie, se convertiría en la más importante de su carrera, no sólo por la popularidad que trajo consigo sino también por el juicio que cuatro décadas más tarde el artista galo tendría que enfrentar debido a ella.

Una pareja de jóvenes enamorados besándose en los labios, en la mejilla, con pasión o con ternura, en medio de las calles parisinas y ante la mirada curiosa de los transeúntes; así son las imágenes que Doisneau fotografió por ese entonces y El beso contiene los mismos elementos: un par de muchachos que interrumpe su caminar para unir sus labios, él gira su cabeza hacia ella, quien inclina el rostro para recibir ese beso apasionado que pasaría a la historia como una representación del amor romántico y de París como la ciudad del amor.

Y es que el plus adicional de esta imagen era que todos pensaron que esta foto había sido espontánea y Doisneau no lo negó: él había tenido la habilidad de capturar ese instante, ese beso “espontáneo” protagonizado por dos estudiantes de arte dramático, a quienes el fotógrafo había conocido en un café y que habían aceptado posar para él.  Ese era su más grande secreto profesional, que quedaría al descubierto años más tarde, desmitificando así el amor romántico que esta imagen representaba a la perfección.

Fue en 1993, cuando Françoise Bornet, la chica que aparece en la famosa foto, reclamó parte de las ganancias que este retrato había generado a lo largo de cuatro décadas. Sólo entonces, Doisneau confesó todo: no sólo presentó, ante un jurado, la serie de fotos tomada a la misma pareja en diferentes lugares de París, sino que comprobó que les había pagado a ambos actores por su trabajo.

Anuncios

5 comentarios to “El amor romántico es una ficción”

  1. La Inquieta MIrada 17 junio, 2012 a 7:42 am #

    Es muy conocido que este estupendo artista usaba posados. Pero el amor romántico no es una ficción sino una forma de amor, una de sus tantas fases que algunos experimentan y otros no.
    Saludos

    • Nina Nin 17 junio, 2012 a 7:29 pm #

      Te comento que el título de este post hace referencia específica a la polémica surgida a partir de la famosa foto de Doisneau, y cómo al saberse que era una imagen creada por el autor, en lugar de un acto espontáneo, aquello que simbolizaba dicho retrato de alguna manera rompió con su estatus como representación propia del amor romántico.

      Por otro lado, de alguna manera este post es un primer acercamiento al amor romántico como creación cultural que hasta hoy en día, siglos después de su surgimiento, sustenta nuestras relaciones de pareja, en muchos casos de manera negativa.

  2. taliesin 20 junio, 2012 a 11:10 am #

    Yo opino personalmente, que el amor romantico, lo único que hace con el amor, es convertir algo hermoso en un cuento de fantasía, y como todo ser adulto sabe, toda fanatasía es inexistente.

  3. Ben Crocker 5 marzo, 2013 a 5:46 pm #

    Tal como en las películas, las TVnovelas y los comerciales, recrean de frma tan real a veces lo que podrían ser hechos verídicos y espontáneos. Elpost me parece bastante bueno y la foto apropiada para su objetivo:

    “ese beso apasionado que pasaría a la historia como una representación del amor romántico y de París como la ciudad del amor.”

    Bajo mi punto de vista, no podemos evaluar un concepto por una sola imagen y además decir que el concepto no es válido o real porque la imagen que lo representa no es verídica o real. El amor puede manifestarse de diversas formas y ser percibido de muchas mas formas. Lo que para unos puede ser romántico, para otros puede ser gracioso o cursi. Creo más que la forma del amor, depende de los valores y de la cosmovisión de cada uno, sin que esto signifique que hayan mejores o peores.

    • Nina Nin 5 marzo, 2013 a 9:31 pm #

      Ben:

      Me parece que has tomado el título de este post de manera literal, y en realidad nosotras apelamos más a la creatividad y al aspecto lúdico a la hora de crear nuestro contenido.

      Por otro lado, nuestra crítica está dirigida al engaño provocado por el autor de la foto y al escándalo posterior que reveló la verdadera naturaleza de la imagen. De ahí que consideremos que esta perdió su valor como símbolo del romanticismo para representar más bien el artificio creado por el artista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: