«Malo»

3 Oct

 

Bebe nos cuenta una historia con la que muchas se sentirán identificadas: una mujer sufre, día a día, la violencia doméstica que su pareja ejerce sobre ella. Pero del dolor de sus heridas, esta mujer obtendrá la fuerza necesaria para acabar con el abuso de una vez por todas.

«Malo»

Apareciste una noche fría con olor a tabaco sucio y a ginebra.
El miedo ya me recorría mientras cruzaba los deditos tras la puerta.
Tu carita de niño guapo se la ha ido comiendo el tiempo por tus venas
 y tu inseguridad machista se refleja cada día en mis lagrimitas.

Una vez más no, por favor, que estoy cansada y no puedo con el corazón.
Una vez más no, mi amor, por favor no grites que los niños duermen.
Una vez más no, por favor, que estoy cansada y no puedo con el corazón.
Una vez más no, mi amor, por favor no grites que los niños duermen.

Voy a volverme como el fuego, voy a quemar tu puño de acero
y del morado de mis mejillas saldrá el valor para cobrarme las heridas.
¡Malo, malo, malo eres! ¡No se daña a quien se quiere, no!
¡Tonto, tonto, tonto eres, no te pienses mejor que las mujeres!
¡Malo, malo, malo eres! ¡No se daña a quien se quiere, no!
¡Tonto, tonto, tonto eres, no te pienses mejor que las mujeres!

El día es gris cuando tú estás y el sol vuelve a salir cuando te vas
y la penita de mi corazón yo me la tengo que tragar con el fogón.
Mi carita de niña linda se ha ido envejeciendo en el silencio.
Cada vez que me dices puta se hace tu cerebro más pequeño.

Una vez más no, por favor, que estoy cansada y no puedo con el corazón.
Una vez más no, mi amor, por favor no grites que los niños duermen.
Una vez más no, por favor, que estoy cansada y no puedo con el corazón.
Una vez más no, mi amor, por favor no grites que los niños duermen.

Voy a volverme como el fuego, voy a quemar tu puño de acero
y del morado de mis mejillas saldrá el valor para cobrarme las heridas.
¡Malo, malo, malo eres! ¡No se daña a quien se quiere, no!
¡Tonto, tonto, tonto eres, no te pienses mejor que las mujeres!
¡Malo, malo, malo eres! ¡No se daña a quien se quiere, no!
¡Tonto, tonto, tonto eres, no te pienses mejor que las mujeres!

Voy a volverme como el fuego, voy a quemar tu puño de acero
y del morado de mis mejillas saldrá el valor para cobrarme las heridas.
¡Malo, malo, malo eres! ¡No se daña a quien se quiere, no!
¡Tonto, tonto, tonto eres, no te pienses mejor que las mujeres!
¡Malo, malo, malo eres! ¡No se daña a quien se quiere, no!
¡Tonto, tonto, tonto eres, no te pienses mejor que las mujeres!

Malo, malo, malo eres, malo eres porque quieres.
Malo, malo, malo eres, no me chilles que me duele.
Eres débil y eres malo y no te pienses mejor que yo ni que nadie.
Y ahora yo me fumo un cigarrito y te echo el humo en el corazoncito
porque malo, malo, malo eres tú. Malo, malo, malo eres, sí.
Malo, malo, malo eres siempre. Malo, malo, malo eres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: