Abajo el amor (romántico)

14 Feb
Abajo el amor.

Abajo el amor.

El amor romántico nos ha invadido. Desde hace más de dos siglos se inmiscuye en nuestras relaciones de pareja y no nos permite establecer vínculos más libres.  Nos impone roles represivos (tanto para mujeres como para hombres), nos incita a abandonar lo que somos y en lo que creemos, nos ata a una sola persona para toda la vida, nos obliga a creer en los cuentos de hadas y en el final feliz, cuando en realidad las relaciones humanas son mucho más complejas y presentan infinitos matices.

Pero, ¿cuáles son las características del amor romántico? ¿Cuáles son los mitos que los fundamentan? ¿Cómo es que llegó a convertirse en el modelo de amor más aceptado hoy en día?

Estas dudas que rondaban en mi cabeza se resolvieron cuando leí a Coral Herrera y rápidamente me convertí en una de sus seguidoras desde que tuve la suerte de tropezar con su blog El rincón de Haika.

Nunca me he enamorado antes y creo que soy una persona bastante afortunada por eso, pues cuando era adolescente el único modelo de amor que conocía es el romántico. Realmente creía que esa era la única forma de amar y que definitivamente así es cómo debía ser el amor, tal como lo describían las canciones, las películas y las novelas que consumí en mi niñez y en mi adolescencia.

Ahora, que ya soy adulta, el feminismo y los estudios de género me han ofrecido una percepción más clara del amor romántico y una visión más amplia de las relaciones humanas. Poco a poco me siento más preparada para poder llevar una relación igualitaria y libre. Me siento capaz de disfrutar más el momento, sin ataduras. Mi mirada se ha agudizado, y ahora es más sencillo para mí reconocer ciertos patrones de conducta fomentados por el amor romántico y por los mitos en los que éste se basa, los cuales abordaré en este artículo.

Estar enamorado es…

Princesa y principe

Si bien el amor romántico se establece como modelo ideal recién en el siglo XIX, ya en el siglo XII se podían observar sus primeros indicios como una variación del amor cortés. Éste se caracteriza por estar protagonizado por miembros de la nobleza, es decir, sólo los aristocráticos podían aspirar al amor. Usualmente el enamoramiento se iniciaba de manera unilateral por parte del caballero: él admiraba a la distancia a su amada, quien comúnmente estaba casada.

Varios siglos después, en el XIX, cuando surge el romanticismo se comienza a ligar el amor,  la sexualidad y el matrimonio como elementos inseparables entre sí.  El amor romántico es una mezcla de deseo emocional y sexual, y se caracteriza por la renuncia  y el olvido de uno mismo, la exclusividad emocional y sexual, y el carácter incondicional y de durabilidad (es para toda la vida). Cabe mencionar que el amor romántico influenció de manera más intensa a las mujeres, porque les ofrecía una forma de liberación dado que representaba la promesa de la felicidad eterna al lado de la pareja perfecta.

Aunque ambos tipos de amor mantienen algunos puntos en común me gustaría centrarme en uno de ellos: la pasividad de la mujer. En el amor cortés, ella es una noble quien representa la perfección física y moral, la que espera que su caballero realice hazañas para ganar sus afectos. En el amor romántico, ella es la princesa sumisa, débil y dulce, cuyo mayor sueño es casarse y ser feliz para siempre.

Los ingredientes mágicos del amor

Para Herrera el amor romántico se ha configurado de acuerdo a ocho mitos, que han resistido el paso del tiempo y en la actualidad se utilizan como “reglas” para establecer nuestras relaciones de pareja. Para analizar este tema pensé en utilizar diversos tipos de material artístico (series, películas, novelas, etc.), pero al final me decidí por las baladas y el pop en español que escuchaba en mi niñez y en mi adolescencia. Los invito a escuchar atentamente estas canciones e identificar cuántos mitos logran hallar en cada una de ellas.

1. Mito de la media naranja

Es uno de los mitos más difundidos, se basa en la creencia de que hay alguien predestinado para cada uno de nosotros y que sólo con esa persona nos sentimos completos.

En este tema de los 90, Fey nos enseña algunos de los sinónimos para referirse a su media naranja (mi complemento, mi otra mitad). Aunque le faltaron un par: alma gemela y el indicado para mí, supongo que no podía emplear tantos sinónimos en el estribillo de esta canción.

Tú, mi complemento, mi media naranja.
Yo te quiero sin cruzar palabra.
Si esto no es un sueño, eres mi otra mitad.
 

2. Mito de la exclusividad

Es la creencia de que el amor sólo se puede sentir por una sola persona pues vemos a nuestras parejas como propiedades privadas.

En esta canción, Paulina Rubio sabe que comparte un hombre con otra mujer, pero a pesar de esto aclara que él le pertenece, aunque sea a medias. Lo más sabio aquí sería aplicar la ley salomónica. ¿Qué mitad de tu amante prefieres, Paulina?

Mío, ese hombre es mío.
A medias pero mío, mío, mío.
Para siempre mío.
Ni te le acerques, es mío.
Con otra pero mío, mío, mío.
Ese hombre es mío.
 
3. Mito de la fidelidad
 

Tal como lo define Coral Herrera, este mito se basa en la “creencia de que todos los deseos pasionales, románticos y eróticos deben satisfacerse exclusivamente con una única persona”.

En esta balada, una sufrida Alejandra Guzmán lamenta haber mantenido relaciones sexuales con un muchacho paliducho y escuálido, todo lo contrario a su antiguo amante, quien por lo visto era un típico ejemplo del macho latino. Según ella, sólo su ex puede satisfacerla sexualmente.

 

Hacer el amor con otro, no, no, no.
No es la misma cosa, no hay estrellas de color rosa.
No destilan los poros del cuerpo,
ambrosía salpicada de te quiero.
Hacer el amor con otro no, no, no.
Es como no hacer nada, falta fuego en la mirada,
falta dar el alma en cada beso
y sentir que puedes alcanzar el cielo.

4. Mito de la perdurabilidad

Este mito se basa en la creencia de que el amor es eterno y que resiste el paso del tiempo.

Ricardo Montaner está tan enamorado que cree que seguirá amando a su pareja hasta después de la muerte. Su amor incluso va en contra de las leyes del  tiempo y del espacio.

Y te haré compañía
más allá de la vida,
yo te juro que arriba
te amaré más.
 

5. Mito del matrimonio o convivencia

Este mito se fundamenta en la idea de que el matrimonio es la última y la más grande prueba de amor. Si realmente estás enamorado no tienes otra opción más que casarte.

En este tema, Reyli nos muestra de manera explícita cómo el mito del matrimonio abarca varios de los ya mencionados antes (fidelidad, exclusividad y perdurabilidad). No hay duda de que Reyli cree en el amor romántico como base para el matrimonio tal como lo expresa en esta canción en la que el romanticismo está presente en todo su esplendor.

Cásate conmigo, amor. 
Caminemos de la mano,
cásate conmigo hoy,
quiero estar siempre a tu lado.
Eres el amor de mi vida,
cásate conmigo. 

6. Mito de la omnipotencia

Según este mito, el amor lo puede todo. A menudo se utiliza este recurso en las películas clásicas de Disney: la princesa sólo podrá ser salvada de una terrible maldición si recibe un beso de “verdadero amor”.

Laura Pausini está convencida de que su amor incondicional es lo único que necesita para regresar con su ex. Aunque en ningún momento sepamos cómo se siente el susodicho al respecto, ella sabe que volverán a ser pareja.

Volveré junto a ti, pues te quise y te quiero.
Volveré junto a ti, para siempre hasta el fin,
volveré porque en ti queda parte de mí.
 
7. Mito del libre albedrío
 

Este mito se fundamenta en la creencia de que nuestros sentimientos no son influenciados por la sociedad en la que vivimos, como si el amor no fuese una construcción cultural. Establece además el amor como un sentimiento incontrolable que sobrepasa la voluntad humana.

Para Alejandro Sanz no hay fuerza más grande que la del corazón, la cual se clava en el pecho de los enamorados cual flecha de Cupido: el sentimiento amoroso es espontáneo, inevitable e inmediato.

Y es la fuerza que te lleva,
que te empuja y que te llena,
que te arrastra y que te acerca a Dios.
Es un sentimiento, casi una obsesión
si la fuerza es del corazón.
Es algo que te lía, una descarga de energía
que te va quitando la razón,
te hace tropezar, te crea confusión,
seguro que es la fuerza del corazón.

8. Mito del emparejamiento

Mediante este mito se establecen las relaciones de pareja, es decir, de dos en dos, como algo natural.

El amor que siente Gianmarco es tan grande que sólo tiene ojos para su pareja, como si no existiese nadie más en el mundo.

Somos dos:
yo, el mar; y tú, la luna,
descubriendo
amor en la penumbra.
Somos dos
en un mismo universo,
compartiendo los dos el mismo sueño.
 

+ Los mitos del amor romántico en la cultura occidental. Coral Herrera Gómez.

Anuncios

27 comentarios to “Abajo el amor (romántico)”

  1. Torombolo Bickert 15 febrero, 2013 a 7:13 am #

    Para ser justos, y asumir cada uno su responsabilidad, la nota debería reemplazar su frase inicial.

    En vez de comenzar con un: “El amor romántico nos ha invadido…”, debería decir: “Hemos reclamado durante siglos el amor romántico. Hoy ya no lo queremos más.”
    Eso es enfocar los problemas con responsabilidad.

    • Nina Nin 15 febrero, 2013 a 11:55 am #

      Torombolo:

      Si bien el lenguaje que empleamos en el párrafo inicial de este post es literario (describimos el amor romántico como una especie de plaga que nos ataca), no creemos que lo hayamos “reclamado” como tú afirmas, es una construcción cultural que se nos ha impuesto como única opción de establecer una relación amorosa. Y en realidad hay otras mucho más gratificantes como el amor confluente, por ejemplo.

  2. Aurora Medina 15 febrero, 2013 a 8:43 am #

    Me voy a tomar el tiempo de leer este blog, me parece de suma importancia que tengamos esta perspectiva, ya de entrada comento que lo primero que se me vino a la mente fue el libro de Robert Johnson “We” que habla precisamente del mito del amor romántico y el gran daño que le ha hecho a la sociedad actual.

    • Nina Nin 15 febrero, 2013 a 12:19 pm #

      Aurora:

      Me alegra que te interesen estos temas. Ren Murasaki, autora de este post y co-editora de este blog, tiene un gran interés en el amor romántico, así que te aseguro que encontrarás varios posts más acerca de este tema.

      Gracias por el dato del libro, lo apuntaré para tenerlo en cuenta en mis próximas lecturas. 😉

  3. Ale Morales 15 febrero, 2013 a 10:04 am #

    Excelente…. Verdad absoluta!

    • Nina Nin 15 febrero, 2013 a 12:21 pm #

      Ale:

      No creo en las verdades absolutas, pero me parece que ir desmitifcando el amor romántico es una tarea necesaria y beneficiosa para quienes deseamos relaciones amorosas equitativas y que promuevan la liberta de quienes la conforman.

  4. Torombolo Bickert 15 febrero, 2013 a 8:48 pm #

    Bueno, señorita Nina Nin, si “se les ha impuesto” como usted afirma, y no se trata de una elección propia de las damas, ni de una construcción cultural adecuada al modo de producción predominante y mas eficaz para la sociedad humana durante siglos, entonces la lógica nos obliga a una inevitable pregunta:
    ¿Quién se los “ha impuesto”?
    Esta pregunta no es capciosa ni malintencionada.
    Resulta de importancia fundamental.
    Decir “se nos ha impuesto” implica descargar toda propia responsabilidad en el juego social, colocarse en un rol completamente pasivo y atribuir intencionalidad al grupo activo.
    Sin embargo, sería más simple decir “nos lo han impuesto los hombres”, algo que usted no hace y no suele verse en estos sitios.
    Ello implicaría otra responsabilidad, la de demostrarlo.
    Entonces, uno podría con toda justicia dudar de las intenciones realmente feministas de este sitio.
    Duda que se disipará completamente luego de su explicación.

    • Nina Nin 17 febrero, 2013 a 12:48 am #

      Torombolo:

      Lo que estoy afirmando es justamente lo que mencionas en tu primer párrafo, y que pareces no haber entendido en mi respuesta: el amor romántico es una “construcción cultural adecuada al modo de producción predominante”, para decirlo con tus propias palabras. Por lo tanto, no sé a qué viene tu pregunta si ya la respondí en el comentario anterior.

      La influencia del aspecto cultural en la manera cómo nos relacionamos es innegable, por eso se habla de la “imposición”, ¿cómo crees que va a haber manera de elegir si hay un único modelo considerado válido en la sociedad?

      Como buen troll machista que eres, pero que ocultas ser bajo discursos aparentemente pro-feministas, lo que quieres hacerme decir (eso de que “nos lo han impuesto los hombres”) es tu propia concepción del feminismo, mas no el mío.

  5. hispamex 16 febrero, 2013 a 6:09 pm #

    Gracias por la claridad y la lucidez, chicas malas. Aun cuando moleste a quienes no se creen víctima de la opresión patriarcal y terminan por volverse sus guardianes y defensores.

    • Nina Nin 17 febrero, 2013 a 12:51 am #

      Hispamex:

      Gracias por tu comentario. Y sí pues, nunca falta alguien que quiere defender lo indefendible y que cree que el feminismo es el mayor de los males que puede existir.

  6. mara 16 febrero, 2013 a 7:41 pm #

    Me pareció muy importante este blog y me gustaría que publicaran otros tipos de amor que fueran equitativos y realmente libres. Ya que soy una chica disney y no conosco mucho de otros tipos. La manera en que se muestran lo diferentes tipos de mitos del amor romántico es una manera muy buena de exponerlos.

  7. Ben Crocker 5 marzo, 2013 a 3:52 pm #

    Pensando en el amor como un ente evolutivo, me hace pensar que el romanticismo es es oscurantismo del amor y que su conceptualización evoluciona epistemológicamente. Entonces ¿Cual es la definición actual del amor? y ¿Cuales sus prácticas aceptadas dentro de las corrientes actuales?

    • Nina Nin 5 marzo, 2013 a 4:52 pm #

      Ben:

      No creo que haya una sola definición del amor. Pero, tal como menciono en un comentario anterior, me parece interesante lo que propone el amor confluente, en contraposición al amor romántico.

      Te dejo el enlace de este concepto: http://es.wikipedia.org/wiki/Amor_confluente)

      • Ben Crocker 5 marzo, 2013 a 5:30 pm #

        En efecto, podríamos encontrar infinidad de definiciones de amor (según quien hable) pero nos dejemos de definiciones y vayamos a lo práctico ¿Cual sería el concepto actual del amor? Me parece interesante la propuesta del amor confluente, pero ¿En que se basa para decir si es amor y no solo una oportunidad de tener placer con quien te atrae? ¿Qué implicaciones tiene el amor? y aun no estoy hablando de amor real o verdadero.

      • Nina Nin 5 marzo, 2013 a 9:28 pm #

        Ben:

        Para encontrar una respuesta a tus preguntas supongo que tendrías que leer el libro de Anthony Giddens y sacar tus propias conclusiones en torno al amor confluente.

        Otro tipo de amor, acorde con los tiempos postmodernos en los que vivimos, es el amor líquido, término propuesto por Zygmunt Bauman y que hace referencia a cómo las relaciones afectivas parecen estar regidas por las leyes del mercado

        Con respecto a tu pregunta acerca del amor verdadero o real, personalmente no creo que exista tal cosa. Prefiero creer en la existencia de diversos tipos de amores, afectos y formas de relacionarse.

  8. Rocio 7 marzo, 2013 a 12:38 am #

    Hola, leí este artículo mientras vagaba por la red y me gustaría compartir mi experiencia y opinión. El amor definitivamente no es el que conocemos como romántico, es un concepto mucho más amplio. Pero no podemos decir que enamorarse de una pareja es una mera construcción cultural, las personas que tienen relaciones confluyentes también aman a su pareja, la parte afectiva sigue teniendo importancia, y ni se diga la parte sexual que está implicita. A decir verdad yo creo que el amor de pareja existe fuera de la conducta monogámica que predomina en nuestra sociedad occidental, que no es el amor en si, pero es una forma en la que sentimos el amor. El problema, y lo que creo que si es una era construcción social, es la conducta que se nos enseña que debemos tener al respecto, el rol que jugamos en las relaciones. En lo personal yo digo sin problema que he amado a alguien como pareja, y no solo a una persona, pero desde chica comencé a rechazar todo ese tipo de conductas que me parecían un sin sentido y he ido comprendiendo (mediante experimentación propia y no leyendo libros) lo que es llevar una relación confluyente, término que no conocía hasta que leí este artículo, pero que al parecer encaja con mi manera de llevar las relaciones. Además tener este tipo de relaciones para mi no ha implicado forzosamente la exclusividad, es decir que el ser “exclusivo” no es una imposición para nosotros, sino la manera en la que queremos estar, un sentimiento auténtico; habrá otras parejas que no se sientan así. No es fácil llevar relaciones de este tipo de relaciones a veces, porque la sociedad empuja con sus patrones, creo que en mi eso se dio solo, nunca busqué un modelo porque ni siquiera pensé si había algo así como un “nuevo modelo de relaciones”, simplemente dije “eso no me parece” y traté de hacer las cosas de otra manera, experimentando y aprendiendo que me gusta y que no…

    • Nina Nin 7 marzo, 2013 a 10:30 am #

      Rocio:

      Tu comentario me confunde un poco, creo que no entiendo del todo lo que tratas de decir: primero, afirmas que el amor no es una construcción cultural y luego dices que sí lo es. Los datos históricos sobre cómo se ha construido el tópico del amor romántico son varios y los puedes encontrar en diferentes expresiones artísticas o sino te recomendaría que volvieras a leer este post porque me parece que no has comprendido del todo lo que hemos querido decir. Por otro lado, te felicito por haber optado por una forma más equitativa y alegre de relacionarte afectivamente con los demás. Es poco común encontrar personas que hayan elegido el amor confluente, en medio del asfixiante romanticismo cultural y social que nos rodea.

  9. Rocio 7 marzo, 2013 a 12:16 pm #

    El amor (refieriéndome al que sentimos por una pareja) se daría aunque tuviéramos otros patrones culturales, el amor romántico, específicamente este concepto, me parece que se refiere a las prácticas que se llevan a cabo cuando sientes dicho amor y atracción sexual por una persona; esas prácticas y roles son los que no nos parecen ahora. Pero el amor como sentimiento/emoción estaría ahi aunque los patrones sociales fueran distintos, eso es lo que quise decir.

  10. Olga 10 marzo, 2013 a 7:23 pm #

    Gracias Chicas Malas, el amor romántico sin duda ha sido una construcción patriarcal que es conveniente para ellos, y de esta forma mantener las relaciones de poder. Además reforzado por todas las instituciones, las cuales también tienen sus intereses políticos para mantener el control sobre nuestros cuerpos y decisiones.Gracias de verdad.

    • Nina Nin 11 marzo, 2013 a 11:01 am #

      De nada, Olga. Gracias a ti por leer y el blog y, estate atenta porque el amor romántico es uno de los temas favoritos de Ren Murasaki, coeditora de Chicas Malas, quien tiene muchos más artículos por compartir.

  11. Neryna 15 abril, 2014 a 9:23 pm #

    Me encantó este post. Existen muchos tipos de amor, no debemos encasillarnos en un solo tipo de amor (entiéndase así el amor romántico). Desde sus inicios, los medios de comunicación se han dado a la tarea de moldear a la mujer armándolas con una serie de carasteristicas que fomentan y promueven etereotipos que son considerados ideales. Exhorto a todas aquellas compañeras feministas (y mujeres en general) a ver el filme “Miss Representation”, el mismo trata este tema a cabalidad y desentraña muchas de las razones por las que esto sigue ocurriendo. Para darles una idea, esto en gran parte sucede debido a la falta de conocimiento sobre esta campaña oculta, pero también se da debido al hecho de que muchas mujeres encuentran un “confort zone” al asumir roles disneylescos en su vida cotidiana.

    • Nina Nin 16 abril, 2014 a 8:27 am #

      Neryna: Concuerdo contigo en todo lo que dices: hay saberes que se mantienen ocultos para nosotras, mientras que abunda información, sobre todo en los medios de comunicación, en donde las mujeres seguimos siendo representadas en base a estereotipos sexistas. He escuchado ya sobre ese documental que mencionas, pero ¿sabes si puedo encontrarlo online (y subtitulado en español)? Me gustaría compartirlo aquí en el blog.

      • Neryna Odardauc 16 abril, 2014 a 5:43 pm #

        Me parece que el documental se encuentra en su totalidad traducido al español en youtube bajo el nombre “Miss Escaparate” pero esta dividido en varios vídeos. Aparte de eso quería preguntar si ¿este blog esta abierto a que otras chicas les envíen artículos para ser publicados?

      • Nina Nin 17 abril, 2014 a 12:34 pm #

        Neryna, gracias por el dato. Lo buscaré en youtube para compartirlo aquí en el blog. Y por supuesto que puedes enviar tus artículos, por ahora te dejo mi correo personal (pronto crearemos uno especialmente para el blog): sofiadebochca@gmail.com. Cualquier duda o consulta, puedes escribirme. 😉

  12. Jessica 26 octubre, 2016 a 10:29 pm #

    Y bueno es complicado cuando además del amor romántico idealista, le agregó que me gustan las mujeres, y a su paso me encuentro con todo tipo de información heterosexual “como satisfacer a tu hombre” “amor heterosexual” entro otros temas. Hace unos días le escribí a una amiga feminista preguntando que opinaba sobre el
    Amor romántico.
    En mi círculo social huyó de las amigas que ya tienen pareja y se reúnen los fines de semana para presumir a su pareja, sus logros, etc. Es incómodo esto del amor romántico, aunque Sigo en las mismas, todos los ejemplos son heterosxuales, no me lo tomo personal pero quisiera un foro feminista más abierto Para la
    Comunidad LGTB todo lo tengo que traducir a mi perspectiva de vida. Este blog está genial! Genial!!

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Tú también te unes a las 12 causas feministas? « Chicas Malas - 15 febrero, 2013

    […] FEBRERO: Amor romántico: Abajo el amor (romántico) […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: