Yo sí te creo

9 Dic

post-760-yo-si-te-creo

Creo en cada una de tus palabras porque sé que la violencia que has sufrido es la misma que yo he sufrido. Te creo porque no quiero que además de la violencia machista de la que has sobrevivido, tengas que vivir la violencia de los que dudan de tu palabra.

Anuncios

Deshacer el género

7 Dic

post-759-deshacer-el-genero

Deshacer el género recoge reflexiones recientes de la autora sobre el género y la sexualidad, centrándose en el nuevo parentesco, el psicoanálisis y el tabú del incesto, el transgénero, el intersexo, las categorías de diagnóstico, la violencia social y la labor de transformación social. A partir de la teoría feminista y la teoría queer, Butler considera las normas que rigen –y no lo consiguen– el género y la sexualidad en tanto que vinculadas a las restricciones de una categoría reconocible de persona.

Este libro supone un replanteamiento de su pensamiento inicial sobre la performatividad del género en El género en disputa. En esta obra, la crítica a las normas de género se sitúa claramente dentro del marco de la tenacidad y la supervivencia humanas. «Hacer» el propio género exige en ocasiones «deshacer» las nociones dominantes de la categoría persona. La autora escribe sobre la «nueva política del género» surgida en estos últimos años, una combinación de movimientos interesados por el transgénero, la transexualidad, el intersexo y sus complejas relaciones con la teoría feminista y la teoría queer.

La bastarda

5 Dic

post-758-la-bastarda

Soy un desierto que monologa” me escribió un día Violette Leduc. He encontrado en los desiertos bellezas innmuerables. Y todo aquel que nos habla desde el fondo de su soledad nos habla de nosotros. El hombre más mundano o el más militante tiene sus malezas, en las que nadie se aventura, ni siquiera él mismo, pero que están ahí: la noche de la infancia, los fracasos, los renunciamientos, la emoción brusca de una nube en el cielo. Sorprender un paisaje, un ser, tal como son en nuestra ausencia: sueño imposible que todos hemos acariciado.

Si leemos La bastarda ese sueño se realiza, o casi. Una mujer desciende a lo más secreto de sí misma, y se habla con una sinceridad intrépida, como si nadie la escuchara… El fracaso de la relación con el otro ha conducido a esta forma privilegiada de comunicación: una obra. Quisiera haber convencido al lector de que entre estas páginas: encontrará en ellas más de lo que yo he prometido.

(Simone de Beauvoir)

Estupor y temblores

2 Dic

post-757-estupor-y-temblores

Estupor y temblores es una novela con declarada carga autobiográfica, que ha obtenido un éxito impresionante en Francia, cuenta la historia de una joven belga de 22 años, Amélie, que empieza a trabajar en Tokio en una de las mayores compañías mundiales, Yumimoto, quintaesencia de las empresas japonesas. Con estupor y temblores: así es como el emperador del Sol Naciente exigía que sus súbditos se presentaran ante él.

En el Japón actual, fuertemente jerarquizado (en el que cada superior es, antes que nada, el inferior de otro), Amélie, afligida por el doble handicap de ser a la vez occidental y mujer –extraviada en un hormiguero de burócratas, subyugada además por la muy japonesa belleza de su superior directa, con la cual tiene unas relaciones de franca perversidad–, sufre una cascada de humillaciones.

Trabajos absurdos, órdenes dementes, tareas repetitivas, humillaciones grotescas, misiones ingratas, ineptas o delirantes, superiores sádicos, la joven Amélie empieza en contabilidad, luego a servir cafés, pasa a la fotocopiadora y, descendiendo los escalones de la dignidad (aunque con un despego muy zen), acaba ocupándose de los lavabos… masculinos.

La elegancia del erizo

30 Nov

post-756-la-elegancia-del-erizo

En el número 7 de la calle Grenelle, un inmueble burgués de París, nada es lo que parece. Dos de sus habitantes esconden un secreto. Renée, la portera, lleva mucho tiempo fingiendo ser una mujer común. Paloma tiene doce años y oculta una inteligencia extraordinaria. Ambas llevan una vida solitaria, mientras se esfuerzan por sobrevivir y vencer la desesperanza. La llegada de un hombre misterioso al edificio propiciará el encuentro de estas dos almas gemelas.

Juntas, Renée y Paloma descubrirán la belleza de las pequeñas cosas. Invocarán la magia de los placeres efímeros e inventarán un mundo mejor. La elegancia del erizo es un pequeño tesoro que nos revela cómo alcanzar la felicidad gracias a la amistad, el amor y el arte. Mientras pasamos las páginas con una sonrisa, las voces de Renée y Paloma tejen, con un lenguaje melodioso, un cautivador himno a la vida.

Muriel Barbery se ha convertido en la revelación literaria en Francia. Su ternura y originalidad le han valido el Premio de los Libreros, el reconocimiento de la crítica y el cariño del público, que la ha situado en las listas de los libros más vendidos durante un año.

Historia de la lencería

28 Nov

post-755-historia-de-la-lenceria

Es imposible decir cuando comenzó la historia de la lencería, pero los primeros registros provienen del Antiguo Egipto y datan de 3000 años AC. La vestimenta constituía un símbolo de status para los Egipcios y las mujeres de alto rango vestían túnicas estrechas y ropa interior que comenzaba debajo del pecho y que se extendía hasta los tobillos y que eran sujetadas con correas en forma de cruz a la altura de los hombros. Esclavas y sirvientas no vestían ningún tipo de ropa interior, simplemente vestían taparrabos o estaban desnudas.

A lo largo de las épocas la lencería femenina ha ayudado a definir lo que significa verse hermosa, mientras que al mismo tiempo revela mucho sobre los valores políticos y culturales de una sociedad. La historia de la lencería por ende está íntimamente asociada a la de la moda, el poder y la sexualidad.

Yo decido

25 Nov

post-754-yo-decido

Sobre mi cuerpo, sólo yo decido, tu opinión no importa. Rechazo la maternidad obligatoria y defiendo el derecho de las mujeres a decidir sobre sus propios cuerpos.  Nosotras parimos, nosotras decidimos.